Blogia
Keep going, keep trying!

Desarrollo Personal

TELESCOPIO REFLECTOR DE NEWTON

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

TALLER DE CONSTRUCCIÓN DE TELESCOPIOS

CÓMO HACER UN TELESCOPIO CASERO

LA DEUDA DEL TIEMPO


En el mundo de las finanzas hay un tema muy común: el de las deudas. Muchos de los problemas que enfrentamos en nuestros días se deben, en gran parte, a la presión que ejercen las deudas. Pero existe otro tipo de deuda que nos afecta más allá de lo imaginado…


Por: Carmen Delgado

Hablemos de la deuda del tiempo. Desde que comenzamos la escuela experimentamos la presión de la deuda de tiempo. Por cada materia nos exigen trabajos que debemos terminar en determinado día, y generalmente, esperamos hasta último momento para hacerlos. Durante ese tiempo nos sentimos presionados y terminamos haciendo un trabajo a medias, pero terminamos.

Cuando nos casamos también aplicamos este tipo de deuda a nuestra relación de pareja, y más adelante con nuestros hijos. El esposo empieza a trabajar más en al oficina, pasamos menos tiempo en casa y finalmente comenzamos a sentirnos distantes. Los problemas comienzan a surgir por aparentes tonterías, pero si analizamos el caso, nos daremos cuenta que tenemos una deuda de tiempo con la familia.

El libro titulado “Etapas del matrimonio”, señala que la mujer necesita sentirse segura y que la manera de lograr este objetivo es pasando tiempo, no sólo ratos, con ella y con los hijos. Para alcanzar la sanidad financiera tenemos que establecer prioridades familiares correctas.

Me gusta usar esta ilustración cuando pensamos en cuestiones espirituales: ¿Quién es más importante: Dios Padre o Cristo? Algunos dirán que Dios Padre es más importante, es el Juez, es el Padre. Otros dirán Cristo, Él padeció la cruz, fue quien pagó con su vida por nuestra salvación. Sin embargo, Dios Padre y Cristo son un solo Dios, diferentes roles pero un solo Dios.

Y si ahora le pregunto: ¿Quién es más importante: el esposo o la esposa? Algunos dirán que el esposo porque él gana el dinero y trabaja afuera. Otros dirán la esposa, porque ella cuida los niños, mantiene el orden y la estabilidad en el hogar. Entonces, ¿quién es más importante? La Biblia declara que los dos son una sola carne. Es indispensable establecer prioridades familiares correctas para salir de todo tipo de deuda, ya sea en la familia, en el ministerio, en el trabajo o en las finanzas.

Quizás usted se pregunte: Si estas prioridades entran en conflicto ¿cómo sé cuál de ellas reducir o eliminar? La Biblia dice: “Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo. Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad, no un neófito”.

El balance en la vida se logra con prioridades familiares correctas. Si usted está trabajando demasiado y descuidando a la familia, ¿cuál de estos cede? Si usted está involucrado en la Iglesia, pero descuida a los suyos ¿cuál de estos debe ceder? Al establecer prioridades correctas nuestro estilo de vida reflejará el impacto de estas prioridades, entonces la bendición de Dios podrá fluir dentro de nuestra familia.

“La bendición de Dios es la que enriquece, y no añade tristeza con ella” (Pr. 10:22). En Conceptos Financieros queremos ayudarle a alcanzar sus metas financieras. Escríbanos al APARTADO 3010, GUATEMALA; y con mucho gusto le ayudaremos.

 


Recurso Extraido: ¿Cómo salgo de mis deudas?

Si necesita más información, escriba a la Casilla 3010 – Ciudad de Guatemala, o al correo electrónico: conceptosfinancieros@crown.org

Falta De Fondos

Existen dos motivos principales por los que un negocio fracasa. Uno es la falta de ventas y el otro es la falta de fondos. Realmente estamos hablando del mismo problema. Vender no solamente se trata de convencer a los clientes, también se trata de establecer confianza en tu propio staff, en los proveedores, instituciones financieras e inversionistas. El principal obstáculo que impide que esto ocurra es la inhabilidad de manejar la situación o el miedo en el manejo de las objeciones. De hecho, fallar ante las objeciones no es tan determinante para vender o solicitar un préstamo, como el verse intimidado por la posibilidad de enfrentarse a una objeción específica.

La verdadera tragedia en los negocios es que venderles a los demás tus sueños y aspiraciones puede llegar a ser la venta más importante para que tu negocio aumente sus expectativas de vida y mantenga sus esperanzas. Ahora, solicitar un préstamo puede llegar a ser algo de lo más difícil porque estás poniendo tu integridad, tus sueños y tu firma en un pedazo de papel. En sí ya es bastante complicado manejar las objeciones en cuanto a un producto o servicio, pero pedirle a alguien que invierta en tu idea que puede o no llegar a funcionar, genera altos niveles de estrés.

El mayor problema con las objeciones es que estas vuelven loca a tu “vocecita” con la simple idea de tener que enfrentarlas. Tu emoción sube y tu inteligencia baja y en ocasiones ni siquiera puedes pensar claramente. Este es un mal escenario cuando un inversionista potencial te bombardea con preguntas legítimas pero difíciles. Si tu cerebro se desconecta de tu boca o si comienzas a escupir datos e información sólo para tratar de escucharte inteligente, habrás perdido tu estrategia. Alguien que tiene la intención de invertir en tu empresa, podría estar interesado en conocer la forma en que manejas la presión. Si titubeas, podrías perder la oportunidad.

Aquellos que están dispuestos a vencer el miedo al rechazo, a la vergüenza, o a hacer el ridículo, al final resultan vencedores en el juego de las ventas. La buena noticia es que cualquiera puede aprender a vencer las objeciones utilizando sistemas, practicándolos y buscando un poco de entrenamiento. Probablemente la mejor forma de anticipar y manejar las objeciones es aprendiendo a hacer buenas preguntas. Al preguntar, podrás conocer la verdad que hay detrás de las necesidades y las preocupaciones de un inversionista o cliente.

La verdad es que siempre te vas a enfrentar a objeciones y a preguntas difíciles y habrá momentos en que “meterás la pata”. Esto es normal, pero lo más importante es que tengas un sistema para aprender de cada situación y que te permita estar mejor preparado para la próxima ocasión. Nunca dejes de hacer preguntas por que entonces la respuesta automática puede convertirse en “¡NO!”.

¡Sé increíble!
Blair Singer


Únete y participa en la nueva comunidad de Vendedores Perros, promueve tus productos y servicios. ¡Es gratis!
Foro de Vendedores Perros

El fuego y los sueños.

Aún recuerdo la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Invierno en Salt Lake City en el 2002. Lo que más me conmovió fue el tema central de la ceremonia que era acerca de encender el “fuego interno”. Mientras admiraba la gran cantidad de atletas quienes seguramente habían soñado durante muchos años el momento en que entrarían a un estadio olímpico, no pude evitar preguntarme cual sería su motivación para trabajar tan duro y tratar de ser los mejores a sabiendas de que sólo unos cuantos obtendrían la medalla de oro.

El comentarista de televisión en turno mencionó una frase del escritor Richard Bach, “Nunca se te proporcionaría un sueño sin el poder para convertirlo en realidad.”

Mi pregunta es: ¿Tienes un sueño? Si la respuesta es afirmativa, entonces ¿Qué es lo que necesitas para encender ese fuego interno? ¿Qué se necesita para que salgas a perseguir tu sueño y convertirlo en realidad? ¿Necesitas conocer los logros de otras personas para motivarte? ¿Necesita ocurrir una gran tragedia para que tomes acción? ¿O tienes la decisión suficiente para encender ese fuego interior dentro de ti?

Para algunas personas el miedo al fracaso es tan grande que simplemente no les permite ni siquiera soñar. En una competencia olímpica puede haber 50 competidores pero sólo tres de ellos obtendrán una medalla. El resto de ellos fracasarán, sin mencionar a los miles que quedaron fuera previamente al no calificar. Sin embargo, eso no los detiene en su búsqueda por alcanzar su sueño. Su liderazgo se mide por su valor y tenacidad para perseguir la meta sin importar los obstáculos.

Como te habrás dado cuenta yo coincido con Bach. No creo que podamos ser seducidos por una imagen de lo que podemos llegar a ser si no se nos ha dado el poder para lograrlo. Las herramientas para hacerlo nos fueron dadas. Una mente, un cuerpo y un espíritu. No permitas que el fuego interno que te fue otorgado tal vez desde hace mucho tiempo se extinga. Sacude el polvo de tu cabeza y revive tu pasión por aquello que deseas lograr. Deshazte del condicionamiento negativo que te ha hecho creer que no estas destinado para la grandeza. Una parte de ti ha estado esperando desde hace mucho tiempo la oportunidad para cumplir con su destino. Tu meta quizás no sea necesariamente ganar el oro, sino construir algo importante en el camino. Un camino que otros seguirán y del que obtendrán inspiración.

La mayoría de nosotros no estamos destinados a ganar una medalla en las Olimpiadas, pero todos tenemos talentos, sueños y deseos que son únicos. Cada vez que le das la espalda a esa parte de ti, tu energía cae, tu pasión se desvanece y otra pequeña parte de ti muere. Por el contrario, cuando empiezas a creer que tus sueños son posibles, tu espíritu se eleva y cosas mágicas suceden a tu alrededor, te va muy bien, la gente responde como tu deseas, encuentras dinero en tu bolsa etc. Si, eventualmente tendrás fracasos como cualquier competidor olímpico, a todos nos sucede. Pero asegúrate de convertir el fracaso en el combustible que alimente tu pasión y mantenga tu sueño vivo. No dejes que el fracaso ensombrezca tu vida.

Hay algo que estás destinado a hacer, hay un camino que debes recorrer, un obstáculo que debes vencer. Mientras más sigas tu sueño más exitoso serás, más riqueza obtendrás y más personas te apoyarán para que lo conviertas en realidad. Nunca tengas miedo de soñar.

Sé increíble,
Blair Singer.

La diferencia...

...entre quienes tienen grandes sueños y quienes tienen grandes logros es la acción.

La preocupación...

...es una forma negativa de fijar metas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Lo que eres hoy...

...es el resultado de las decisiones que tomaste ayer.
Mañana serás el resultado de las decisiones que tomes hoy.
Por eso es importante que sepas qué es lo que verdaderamente quieres y hacia dónde quieres ir.

Confianza

Por: Blair Singer

Durante una tele-conferencia la semana pasada, alguien me preguntó la formula para obtener confianza en uno mismo y transmitirla a los demás. ¡Si existiera una píldora mágica para ello no estaríamos escribiendo este tipo de artículos!

A veces me vuelve loco escuchar a las personas pedirle a ALGUIEN MÁS que les dé la confianza que ellos necesitan. Eso es algo IMPOSIBLE. La confianza que necesitas sólo te la puedes dar tú mismo. Para ello, debes demostrarte que eres capaz de lograr algo por tu propio esfuerzo. Estoy seguro que ya lo has hecho antes, ¿no es así? La pregunta es, ¿Son tus sueños lo suficientemente importantes como para que hagas algo por alcanzarlos? De ser así, aquí tienes la formula. Estas son las tres “C” que se requieren para lograr tener confianza en ti mismo.

1. CORAJE. Debes tener el coraje o el valor para intentar cosas nuevas, para enfrentar tus miedos, la vergüenza o la incertidumbre. Lo siento, no hay otra forma de hacerlo, esto es parte del proceso. Pero si te fijas bien no hay nada nuevo, esto lo hacemos todos los días en forma inconsciente. Toma un respiro profundo, por un momento haz a un lado tu vocecita del miedo y haz lo que tengas que hacer para obtener la confianza que requieres para pedir ese aumento de sueldo o para invitar a salir a esa persona que tanto te atrae. Lo peor que puede pasar es que al final tengas una buena anécdota para contarles a tus amigos.

2. CONDICIONAMIENTO. Una vez que te enfrentas al miedo y descubres cuales son tus demonios o los problemas que tienes que vencer, debes condicionar tu cerebro y tus emociones. Esto lo puedes lograr al aislar cada situación o dividiendo el problema en varias partes y aplicando una solución a la vez. En nuestro Programa de Entrenamiento de Vendedores Perros tratamos este tema con mayor detalle. Al seguir este procedimiento en forma constante, conseguirás erradicar el miedo y la incertidumbre de tu vida por completo.

3. COMPROMISO. No te rindas jamás. Ten en mente que este es un proceso que está basado en la repetición. Al ponerte bajo presión una y otra vez, notarás que con el tiempo las cosas fluirán con mayor facilidad. Muchas personas cuando emprenden un nuevo proyecto se enfrentan a retos demasiado grandes y por lo general retroceden en lugar de armarse de valor y luchar. Es en estos momentos cuando hay que permanecer firmes en nuestras acciones. Al hacerlo, nos damos cuenta que nuestras vidas comienzan a cambiar de forma substancial.

4. PACIENCIA. Ok, dije que eran tres “C”, y es verdad, falta una. Hay que ser pacientes y tolerantes con nosotros mismos. Este es un proceso que toma tiempo en dar resultados. (Sin píldoras).

5. CONSTANCIA. YO TE GARANTIZO QUE LA CONFIANZA EN TI MISMO APARECERÁ TARDE O TEMPRANO. Mientras más repitas el proceso menor tiempo te llevará conseguir resultados.

No se trata de que alguien te dé una palmadita en la espalda y te diga que hiciste un buen trabajo (aunque no sale sobrando de vez en cuando.) Tampoco se trata de tratar de caerle bien a todo el mundo. Tienes que hacer esto por ti. Ha llegado el día en que tienes que decirte a ti mismo que vas a superar el miedo. Mientras más pronto te sometas al proceso mejor.

Dentro de poco tiempo podrás voltear hacia atrás y decir “¡LO HE LOGRADO! ”

¡Sé increíble!

Blair Singer

www.vendedoresperros.com

Las cualidades del líder visionario



por Kitim Silva Bosquejo basado en Jueces 6:12-16



Introducción

Los jueces de Israel, líderes de transición entre la conquista y la monarquía, fueron por naturaleza visionarios, que vieron lo que Dios quería hacer y le creyeron. Esta época de los jueces nos habla de una fase dentro de la historia de Israel, en la que los israelitas, debido a su infidelidad espiritual a Dios, fueron víctimas de pueblos circunvecinos que los oprimieron (Jue 2.11-15).

Uno de estos insignes visionarios fue Gedeón. Los israelitas habían permanecido por siete años bajo la opresión de los madianitas; y gracias al liderazgo de Gedeón, lograron vivir cuarenta años en paz y con bendición.

I. Las cualidades del visionario (Jue 6.12)

A. Gedeón anduvo con el Señor
Cualquiera puede decir que está con Dios, ¿pero estará Dios con él o con ella? ¿Podremos realizar algo para Dios si éste no está con nosotros? El líder visionario camina con Dios y Dios camina con él (véase Gn 5.22). Necesitamos estar saturados del poder de Dios para ser líderes eficaces. A Dios le interesa más lo que somos que lo que hacemos.

B. Gedeón se esforzó por el Señor
La visión que Dios tenía de Gedeón era la de un creyente fuerte. Su espíritu era varonil. Hombres y mujeres de una sola pieza son los que Dios está buscando. El ministerio no se ha hecho para "gallinas", es para águilas". ¡El líder visionario siempre es esforzado; hace más de lo que puede! ¡Nunca se rinde! ¡Nunca dice que no puede! ¡Nunca sale huyendo !

C. Gedeón aceptó los retos del Señor
El mundo está lleno de cobardes, cobardes de hacer la voluntad de Dios, cobardes de vivir vidas que agraden a su Creador. En las congregaciones hay muchos cobardes, cobardes que le hacen caso al temor y que se paralizan ante las dudas. En el liderazgo y en el ministerio para Dios y de Dios, los cobardes no tienen lugar.

II. El ánimo del visionario (6.13-16)

A. Gedeón era un creyente humilde
Aunque Dios le dijo que estaba con él, declara: «Ah, Señor mío, si Jehová está con nosotros . . .» (6.13). Los hombres y mujeres que Dios llama siempre piensan bien de los demás, nunca se ven superiores a nadie. No compiten espiritualmente para ganarles a otros.

B. Gedeón era un creyente preocupado
A Dios le hizo dos preguntas y una afirmación (6.13). Esto parecía ser el clamor del pueblo: ¿Por qué nos ha sobrevenido todo esto? ¿Y dónde están todas sus maravillas que nuestros padres nos han contado . . .? Y ahora Jehová nos ha desamparado, y nos ha entregado en mano de los madianitas».

C. Gedeón era un creyente alentado
Dios le responde (6.14). Dios no está interesado en cuán fuertes somos, sino en la disposición de poner nuestra fuerza a su servicio. Más que nuestra fuerza, Dios quiere nuestra voluntad, es decir, nuestra entrega total tanto a El como a su propósito (véase el Sal 138.8).

La clave de toda misión depende de la comisión de Dios. En la pregunta que le hace a Gedeón, «¿no te envío yo?» se percibe que Dios quería que la visión se cimentara en Gedeón, y que en su corazón se reafirmara: «Yo iré, porque Dios me envía a mí» (Jue 6.16).

Esa seguridad de que Dios está con aquel a quien llama y comisiona, permite a esa persona actuar para Dios (véase Jn 15.5).

Conclusión

Principios que debemos recordar:

Una buena relación con Dios precede a cualquier llamamiento
A creyentes vigorosos, Dios da visiones poderosas
A Dios no le interesan los cobardes para el ministerio
La humildad conduce a ponernos al nivel de los demás
La preocupación por otros es señal de que el corazón late para el ministerio
La disposición es la llave que abre la puerta del servicio a Dios.

Publicado por: Desarrollo Cristiano Internacional

Comunicar la Visión

Todo líder que aspira a que su organización crezca, necesita conducir a las personas de la compañía hacia niveles de desempeño cada vez más altos. Para lograrlo, tendrá que inspirarlas, cautivar su imaginación, movilizar sus recursos interiores y ganarse su compromiso. Contar con una visión que muestre una imagen positiva del futuro de la organización (y de sus miembros) facilita considerablemente este reto. Pero con eso no alcanza...

Que la dirección sepa hacia dónde se dirige la empresa, no garantiza que se llegará a ese lugar. Todos necesitan estar tocando la misma partitura. Un líder puede tener una gran visión para su organización, pero si no logra comunicarla a quienes le ayudarán a alcanzarla... es como si no la tuviera! Si una visión no se comunica correcta y suficientemente, las personas no la comprenden y -por consiguiente- no se comprometen con ella.

Esto plantea un segundo reto para un líder. Una visión es algo muy difícil de comunicar. Poner en palabras una imagen, de forma tal que resulte clara, atractiva, coherente y movilizadora, exige un gran esfuerzo. ¿Cómo comunica usted, como líder, la visión corporativa para que las personas la sigan de buena gana y, haciéndolo, logren un gran desempeño? Aquí le damos algunas pistas...

Razones: las personas no son ovejas. No siguen algo -o a alguien- "porque sí". La visión tiene que ser comunicada junto con una justificación, que explique claramente por qué debe tomarse esa dirección. Explique por qué la organización quiere llegar a ciertos mercados, por qué es importante deslumbrar a los clientes, o mantener un armonioso ambiente de trabajo. Si bien es verdad que muchos empleados hacen lo que la empresa les dice para mantener sus empleos, el real fortalecimiento y compromiso proviene de aquellos que, conociendo las razones de la compañía, trabajan voluntariamente hacia la visión de la misma. No olvide que, para sentirse motivadas, las personas necesitan "motivos" para la acción.

Repetición: la repetición es parte de todo aprendizaje. Observe los discursos políticos -o publicitarios- y verá cómo los autores intentan desarrollar una "frase gancho" en la que el público se enfoque. Una y otra vez oirá repetir esta frase. La visión no puede comunicarse sólo una vez, con la esperanza de que "pegará", porque para el 96% de las personas no será así. El líder necesita comunicarla en todas las ocasiones y circunstancias que le sea posible, utilizando todos los recursos lingüísticos, corporales y emocionales de los que disponga. La gerencia media también necesita comunicarla una y otra vez, así como los empleados de todos los niveles.

Orientación de la acción: los enunciados de visión necesitan orientarse a la acción. Si su enunciado de visión contiene verbos de acción en lugar del verbo "ser", motivará a las personas para ponerlo en práctica y resultará más dinámico y memorable. Decir: "Nosotros nos ganaremos la lealtad del cliente, demostrando un extraordinario servicio todo el tiempo" es mejor que: "Nosotros seremos los mejores en servicio al cliente"... Incluso, hay que ir más lejos: dar vida a la visión en las medidas de desempeño. Por ejemplo, un centro de atención al cliente en una compañía que tuviera la visión antes mencionada, mediría el número de quejas diarias y se enfocaría a reducir esos números. Esto se llama hacer lo que se dice.

Educación multi-sensorial: comunicar una visión organizacional no es otra cosa que educar. Las personas aprenden de maneras diferentes: a algunas les gusta oír las cosas, son "aprendices auditivos"; otras son "aprendices visuales" y precisan ver la prueba. Algunos aprenden leyendo; otros, haciendo. Entonces... ¿cuál es la manera correcta de educar a toda la compañía, acerca de la visión? Todas. Esto significa apelar a tantos sentidos como sea posible, para estimular los esquemas de aprendizaje de todos. Incluir un elemento de la visión en sus trabajos, ayudará a aquellos que aprenden principalmente haciendo. Colocar hojas informativas y enviar e-mails ayudará a aquellos que prefieren lo visual. Repitiéndola en todas las reuniones, y hasta incluso entregando cassettes explicando la visión de la compañía, funcionará con aquellos que prefieren oír.

Estímulo de emociones: las personas actúan basadas en sus emociones y después, si lo necesitan, justifican sus acciones con hechos. Cada vendedor especializado sabe esto... Pues bien, un líder que intenta comunicar la visión corporativa es algo así como un gigantesco vendedor. ¿Cómo puede estimular la emoción masiva? Miremos nuevamente a los políticos: cuando le hablan a una nación, pintan el cuadro de cómo será la vida de sus habitantes si sus visiones se cumplen. ¿A quién no le gustaría crecer en un mundo donde sus niños estuvieran a salvo de cualquier tipo de violencia? Es el trabajo del líder pintar el cuadro que muestre cómo mejorará la vida de cada uno de los miembros de una compañía, cuando la visión se logre. Los logros personales estimulan mejor. Si su frase fuera, por ejemplo: "Usted ganará más y tendrá más tiempo para estar con su familia" y realmente creyera en esto y estuviera dispuesto a trabajar por eso, sería una declaración muy poderosa sobre la dirección que le está dando a su compañía.

Empoderamiento: a todos nos gusta sentir que tenemos algún grado de control sobre las situaciones; que tenemos poder para decidir sobre aquello que nos sucede. Cuando las personas se preguntan qué transporte es más seguro, si el avión o el automóvil, la mayoría responde que el automóvil, aunque sepa que todas las estadísticas basadas en el número de accidentes refutan esa creencia. Pero el razonamiento es simple: no pilotean un avión, pero sí manejan un automóvil. En el aire, sienten que no tienen ningún tipo de control, que están completamente a merced del piloto. En un automóvil -en cambio- su ego les dice que podrían evitar un accidente. En cierta forma, en el automóvil se sienten potenciadas. Usted necesita de todas las personas de su organización para alcanzar la visión, así que pídales su ayuda y poténcielas para que la brinden. Provea todos los recursos que necesiten para ser efectivos y poder seguir su liderazgo. Si la visión de la compañía declara que todos los empleados serán los mejores en su especialidad y luego la dirección no puede proveer los fondos necesarios para capacitarlos, la visión es hipócrita.
Proponer una visión organizacional es sólo la mitad de la batalla. Comunicarla a todas las personas de la organización es el resto. Estimule las emociones y los sentidos; oriente la acción; explique las razones; repita el mensaje a menudo; potencie a las personas para ayudarle y verá como su visión toma forma, despega y supera todo lo imaginado!

Boletín mandado por Club de la Efectividad

Preguntamos... para crear el futuro

"No preguntes tanto"... oyen decir muchos niños en sus casas. "No me interesa escuchar lo que usted no sabe; quiero escuchar lo que usted sabe"... oyen muchos estudiantes en las escuelas. "No me traiga dudas ni problemas; tráigame respuestas y soluciones"... oyen muchos empleados en el trabajo.

Disuadir a la gente de preguntar es cosa muy común en las familias, en la educación y en el trabajo. Esto es muy desafortunado, ya que hacer preguntas importantes es una de las principales maneras que tenemos -desde la niñez- de poner a funcionar nuestras capacidades naturales de organizarnos, para conversar en forma creativa, explorar, indagar y aprender.

Hacer preguntas es indispensable para crear "el futuro que queremos", en lugar de estar obligados a vivir "el futuro que nos toca".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Taller de Comunicación, Ventas y Liderazgo

Taller de Comunicación, Ventas y Liderazgo

¿Quieres ganar más dinero?
¿Quieres lograr tu libertad financiera?
¿Quieres comunicarte eficazmente?
¿Quieres incrementar la confianza en ti mismo?
Aprende a hacerlo en el Taller de Comunicación, Ventas y Liderazgo,donde
Marco Antonio Regil te enseñará personalmente a:
* Comunicarte de manera efectiva con la congruencia de los grandes líderes.

* Incrementar la seguridad en ti mismo transformando el miedo en fortaleza.

* Reprogramar tu actitud mental en cuestión de segundos para subir tu energía no importando lo que esté sucediendo en tu vida.

* Vencer la timidez y expresar tus ideas con claridad ya sea con tu familia, tu equipo o incluso con los directores de las empresas más importantes.

* Condicionarte a ti mismo para manejar las objeciones con tranquilidad y tomar el control de cualquier negociación hasta con los clientes más difíciles.

* Ganar la negociación más desgastante de todas: La que haces contigo mismo.

* Identificar la raza de Vendedor Perro a la que perteneces y la forma en que mejor puedes aprovechar tus habilidades y fortalezas para crear más ingresos inmediatamente.

* Reducir tus esfuerzos e incrementar tus resultados (La regla del 80-20).

* Inspirar y transformar a un grupo de personas comunes en un equipo ganador creando y aplicando el Código de Honor.

* Jugar CASHFLOW el juego de mesa educativo creado por Robert Kiyosaki autor de "Padre Rico, Padre Pobre", que te enseña a dejar de trabajar por el dinero y cómo hacer que el dinero trabaje para ti.

Si quieres más información acerca del Taller, visita la página www.vendedoresperros.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres